Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

La migraña es una clase de dolor de cabeza recurrente que afecta los vasos sanguíneos, los nervios y la composición química del cerebro. Antes de la migraña, se pueden experimentar distintas sensaciones, que pueden incluir cambios visuales o entumecimiento y hormigueo, llamadas auras. Existen dos tipos de migraña:

  • Migraña con aura (anteriormente llamada "clásica”)
  • Migraña sin aura (anteriormente llamada "común”)

Migraña

si55551796.jpg
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

 Las migrañas pueden afectar el rendimiento escolar del niño, las relaciones con los amigos y la familia, y otros factores en la vida del niño.

Causas

Se desconoce la causa exacta. Entre las causas posibles se encuentran factores desencadenantes genéticos y ambientales. Las migrañas pueden ser producidas por cambios en un nervio que actúa como una vía sensitiva importante. Un desequilibrio en las sustancias químicas del cerebro, como la serotonina, también puede constituir un factor.

Factores de riesgo

Los factores que aumentan la posibilidad de que su hijo padezca migrañas pueden incluir:

  • Factores desencadenantes ambientales (p. ej. luces destellantes, olores, ruidos fuertes, cambios del estado del tiempo)
  • Sexo: más frecuente en los niños que en las niñas; después de la pubertad, las migrañas son más frecuentes en las niñas.
  • Edad: la edad promedio en que un niño puede sufrir una migraña es de siete años para los niños y de 10 años para las niñas. Una migraña también puede presentarse a edades más tempranas.
  • Tener miembros de la familia con migrañas
  • Factores desencadenantes de la dieta (p. ej. chocolate, cítricos, lácteos, carnes procesadas, alimentos fritos)
  • Fisiológicos ( depresión, burlas, ansiedad, estrés en la escuela o en el hogar)
  • Esfuerzo físico o muy poca actividad física
  • Demasiadas horas de sueño o muy pocas horas de sueño
  • Saltear una comida
  • Mareos al viajar
  • Cansancio
  • Abuso de analgésicos
  • Tener sobrepeso
  • Tabaquismo

Síntomas

Las migrañas ocurren en fases que pueden incluir:

Se puede sentir una advertencia antes de la migraña. En las horas o días antes del dolor de cabeza, los síntomas pueden incluir:

  • Un cambio en el estado de ánimo
  • Un cambio en el comportamiento
  • Un cambio en el nivel de actividad
  • Fatiga
  • Bostezos
  • Antojos de alimentos o falta de apetito
  • Náusea, diarrea
  • Sensibilidad a la luz

El aura más común es visual. Dura entre 15 y 30 minutos y puede producir las siguientes sensaciones:

  • Luces destellantes, puntos, o líneas en zig zag
  • Pérdida temporal parcial de la visión
  • Dificultades para hablar
  • Debilidad en un brazo o pierna
  • Entumecimiento u hormigueo en el rostro y manos

Algunas veces, el aura puede aparecer por sí sola. En estos casos, es importante buscar atención médica a fin de asegurarse de que los síntomas no se deben a una causa más grave, como una convulsión o un accidente cerebrovascular.

El dolor por migraña comienza en un lapso de una hora después que termina el aura. Los síntomas incluyen:

  • Dolor de cabeza (generalmente, de un lado, pero también puede ser bilateral) que suele parecer:
    • Moderado o intenso
    • Punzante o palpitante
    • Más severo con el movimiento

  • Náuseas o vómitos
  • Sensibilidad a la luz o sonido
  • Aturdimiento o mareos

Por lo general, las migrañas tardan de 4 a 72 horas. Con frecuencia desaparecen con el sueño. Después de la migraña, su hijo puede experimentar:

  • Problemas de concentración
  • Fatiga
  • Músculos adoloridos
  • Irritabilidad
  • Cambios en el estado de ánimo

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de los síntomas y los antecedentes clínicos de su hijo. Se le realizará un examen físico. Su hijo también puede ser sometido a un examen neurológico. Si el médico sospecha otras afecciones, puede realizar exámenes para descartarlas, como:

  • Tomografía computarizada (TC): un tipo de radiografía que usa una computadora para obtener imágenes de estructuras internas de la cabeza
  • Resonancia magnética: una prueba que usa ondas magnéticas para captar imágenes de estructuras internas del cuerpo

El médico puede pedir exámenes de sangre u otros exámenes antes de comenzar el tratamiento.

Tratamiento

El tratamiento de la migraña tiene como objetivo:

  • Prevenir dolores de cabeza
  • Reducir la severidad y frecuencia de los dolores de cabeza
  • Restablecer la capacidad de su hijo para funcionar
  • Mejorar la calidad de vida de su hijo

Las opciones de tratamiento incluyen:

Los medicamentos habitualmente utilizados como agentes de primera línea en los niños con migrañas incluyen:

  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como ibuprofeno
  • Acetaminofeno

Nota: No se recomienda administrar aspirina a niños o adolescentes con una infección viral actual o reciente. Esto se debe al riesgo de síndrome de Reye. Consulte a su médico para saber qué otros medicamentos son seguros para su hijo.

Muchos de los medicamentos utilizados para tratar o prevenir las migrañas en los adultos no están aprobados en la actualidad por la Dirección de Fármacos y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos para tratar las migrañas en los niños. No obstante, el médico de su hijo puede decidir recetar a su hijo medicamentos utilizados para los adultos.

  • Aplique compresas frías en áreas doloridas de la cabeza de su hijo.
  • Haga que su hijo se recueste en una habitación oscura y silenciosa.
  • Pruebe aplicando una presión suave y constante en las sienes de su hijo.
  • Trate de ayudar a su hijo a dormirse.

Si se diagnostica migraña a su hijo, siga las instrucciones de su médico.

Prevención

Los métodos de prevención de las migrañas incluyen:

  • Evite las cosas que pueden provocar la migraña.
  • Adopte otros hábitos saludables.
  • El médico puede considerar el uso de medicamentos (que incluyen antiepilépticos y antidepresivos) con el fin de prevenir las migrañas.

Las sugerencias para su hijo incluyen:

  • Lleve un diario o haga que su hijo lleve uno. Este le ayudará a identificar qué desencadena las migrañas y qué ayuda a aliviarlas.
  • Mantenga patrones de sueño normales, aun los fines de semana o durante las vacaciones.
  • Aprenda técnicas para la relajación y el control del estrés.
  • No se saltee comidas.
  • Haga ejercicios con regularidad.
  • No se ha comprobado que los alimentos puedan producir migraña, pero contemple la posibilidad de llevar un registro de lo que su hijo come. Los alimentos que posiblemente desencadenan la migraña incluyen:
    • Nueces y mantequilla de cacahuate
    • Frijoles (p. ej., de lima, blancos, pintos, y otros)
    • Carnes añejadas o encurtidas
    • Queso añejo
    • Carne procesada o enlatada
    • Cafeína (consumo o abstinencia)
    • Sopa enlatada
    • Suero de leche o crema ácida
    • Ablandador de carne
    • Levadura de pan
    • Aguacates
    • Cebollas
    • Encurtidos
    • Ciruelas rojas
    • Chucrut
    • Arvejas
    • Salsa de soya
    • Cualquier cosa con MSG (glutamato monosódico), tiramina, o nitratos